Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Divi-planazos en Oporto para Iker y Sara

oportodivinity.es

Oporto tiene flow. Eso es lo primero que hay que saber. Un flow algo nostálgico, perfecto para pasar una temporada -o dos, si nos ponemos literales-. Iker y Sara pueden vivir muy buenos momentos en la ciudad del Duero, sobre todo después del sabor agridulce con el que el portero ha hecho las maletas. Teleférico para Martín, la librería donde se rodó Harry Potter, tiendas 'foody' con mucha solera, delicatessen locales y bodegas ineludibles para las visitas. Perfecto para que Beckahm y Sergio Ramos, dos de sus mejores amigos, se pasen a saludar un fin de semana.

Funicular y teleférico para Martín
Una de las mejores fotos de la ciudad la podrá sacar la familia desde el Funicular dos Guindais. Seguro que a Martín le encanta montarse en las cabinas acristaladas que suben y bajan de la montaña o salir 'volando' en el teleférico de Vila Nove de Gaia. El centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996.
oporto
La librería de Harry Potter
Se llama librería Lello e Irmao, está en la Rua das Carmelitas nº 144 y en ella se rodaron escenas de Harry Potter. Una excusa perfecta para comprarle unos cuentos a Martín un día cualquiera.
oporto
Cuestas y escaleras o cómo mantenerse en forma sin darte cuenta
Nada como el tiempo libre para dedicarse a mimar biceps y glúteos. El deporte es salud y las cuestas y escaleras de Oporto, un escenario natural óptimo para darlo todo sin darte cuenta. Por ejemplo: subir los 200 escalones de la Torre de los Clérigos. Por ejemplo: recorrer a buen ritmo los impresionantes miradores detrás de la Catedral, los de Victoria o los del final de los Jardines del Palacio de Cristal. Muy recomendable bajar las Escadas do Codeçal, que pasan bajo el gran puente. Seguro que a Iker, que tanto le gusta la bici, puede dedicarse también a dar paseos anónimos por la rivera del Duero, especialmente impresionante al atardecer.
oporto
Compras en el Mercado do Bolhao
¿Caos ordenado? ¿Decadencia nostálgica? Oporto tiene mucho de eso y el Mercado do Bolhao, aún más. Iker y Sara pueden encontrar ahí de todo. Artesaría, cafés con mesitas, flores… Ideal para una tarde de compras en un lugar con más de 100 años de historia. Otra opción es A Pérola Do Bolhao, una tienda delicatessen fundada en 1917, que es uno de los paraísos de los 'foodies' de todo Portugal.
oporto
Ruta de vinitos por las bodegas
Los comerciantes de vino ingleses que se asentaron en Oporto a principios del siglo pasado dieron a la ciudad cierto toque British. De hecho, se dice que "Lisboa -sus enemigos íntimos- se divierte, Coimbra canta, Braga reza y Oporto trabaja”. Las bodegas de Vilanova de Gaia (al otro lado del Puente Luiz I) se pueden visitar e incluso ofrecen packs de 5 o 6 euros que incluyen visita, una copa al atardecer en las muchas terrazas que dan al río y vuelta en barquito por el Duero. Las más recomendables son Ferreira, Sandeman y Ramos Pinto.
Porque sí: el Puente Luiz I
Por arriba o por abajo, este puente es un 'must'. No habrá visita a la que la pareja no enseñe tarde o temprano uno de los iconos de la ciudad. Además es un larguísimo mirador desde donde ver todo el entorno.
oporto
Al rico 'low cost' para las visitas
Menos de cinco euros les va a costar a Iker y Sara invitar a sus visitas a degustar lo mejor de Oporto. Una Francesinha –una especie de sandwich relleno con carne y rodeado de salsa picante- con una cerveza Super Bock. También hay cachorros –hot dog portugueses- y bifanas –bocadillo de carne de cerdo-. Perfecto para que Beckham o Sergio Ramos y Pilar Rubio -grandes amigos de Iker- se pasen a saludar un fin de semana. También es un apunte valioso para Irene, la hermana de Carbonero.
oporto