Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Donde los Bardem dijeron 'digo', ahora dicen 'Diego': ¡vaya lío con su restaurante!

El cierre del restaurante familiar 'La Bardemcilla' en Madrid está dando más quebraderos de cabeza al clan de lo que les gustaría. Tras la polémica por haber sujeto a sus once trabajadores a un expediente de regulación de empleo (ERE) y mostrarse públicamente en contra de la nueva reforma laboral, ahora reculan. Han explicado con un comunicado que rectifican, que procederán a "liquidar indemnizaciones" y lo que realmente pasó es que su administradora única, Mónica Bardem, no comunicó al resto de socios que presentaría dicho expediente.

1

De aplicar la nueva reforma laboral a no estar dispuestos a "someter a nuestros trabajadores a un procedimiento de estas características". La polémica no para de crecer y la familia ha decidido intentar aclarar las cosas con un comunicado. Mientras tanto, el entuerto no ha dejado indiferente a nadie y las opiniones se polarizan, como suele pasar: críticas a un lado y el concepto 'rectificar es de sabios' a otro. El escrito viene firmado por todos los socios: los tres hermanos Bardem (Carlos, Javier y Mónica) y la madre de ellos, Pilar.
"Ante las noticias publicadas referentes al cierre del restaurante 'La Bardemcilla' queremos puntualizar lo siguiente:
Dicha actividad de hostelería  ha venido generando pérdidas en los últimos ejercicios, ya que la crisis económica ha afectado a nuestra empresa tanto como a otras muchas del sector, que se han visto obligadas, como nosotros, a cesar en su actividad por volverse insostenible pese a las sucesivas aportaciones económicas de los socios para mantener el restaurante abierto y todos los puestos de trabajo. No es una situación de reducción de beneficios, sino de perdidas prolongadas desde hace ya dos años.
Javier Bardem, Pilar, Juan Diego Botto y Sergio Peris Mencheta
La administradora única y gerente de dicha sociedad es Dña. Mónica Bardem Encinas, quien al analizar la situación económica de la empresa, tomó la decisión de cesar la actividad de la misma, comunicándonos al resto de los socios la imposibilidad económica de viabilizar este proyecto empresarial. La totalidad de los socios accedimos a que se cesara la actividad de la empresa y se rescindiese el contrato de arrendamiento que manteníamos con dicho local.
 
En el proceso de cierre definitivo de la actividad, Dña. Mónica Bardem Encinas,  aconsejada por el gabinete jurídico laboral que lleva estos temas, optó por presentar un expediente de regulación de empleo, sin consultar con el resto de los socios, ya que entendía que al haberse aceptado el cese definitivo del cierre de la sociedad, el procedimiento a seguir era el que recomendaba el abogado laboralista de la compañía.
 
Al tener conocimiento el resto de los socios que la empresa de la que somos accionistas había presentado ante los organismos judiciales correspondientes un expediente de regulación de empleo, nos pusimos de inmediato en contacto con la administradora de la sociedad, para indicarle que nuestra aprobación por el cese de la actividad no incluía nuestra autorización para que la empresa de presentase un expediente de regulación de empleo, y aunque efectuado dentro del absoluto amparo de lo establecido en la legislación en vigor, para situaciones empresariales por las que nuestra empresa está pasando, no estamos dispuestos bajo ningún concepto de someter a nuestros trabajadores a un procedimiento de estas características amparándonos en una reforma laboral contra la que nos hemos manifestado públicamente.
Carlos Bardem

Por tanto, hemos dado instrucciones claras a la administradora de la compañía para que se proceda de inmediato a retirar el expediente de regulación de empleo y así mismo se proceda a liquidar las indemnizaciones, que por ley están establecidas, a cada uno de los trabajadores. Estás indemnizaciones superan incluso las cantidades que fija actualmente la ley en atención a la larga relación laboral entre La Bardemcilla y sus empleados.
 
Así mismo, hemos solicitado nos indique la aportación dineraria que cada uno de los socios efectuaremos para que dichos pagos se puedan materializar de inmediato, ya que como hemos indicado con anterioridad, la empresa cesa en su actividad por las reiteradas pérdidas obtenidas y por los nulos recursos económicos propios que tiene para asumir la estructura de gastos. Como tantas pequeñas empresas, como tantos pequeños negocios de este país a los que nadie rescata, ‘La Bardemcilla’ cierra sus puertas.
 
Atentamente:
         Javier Bardem           Carlos Bardem         Pilar Bardem        Mónica Bardem

Ver más de: