Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así se hace un falso Bob y olvídate de las tijeras

El falso bobdivinity.es

Si eres de las que, nada más sentarte en la peluquería, gritas una y otra vez “solo cortar las puntas”, tenemos la solución perfecta para que cambies de look sin recurrir a tus temidas tijeras: el falso bob.

Puedes llevarlo con raya a un lado, con mucho volumen o con mechones sueltos… tú eliges. Te recomendamos que, si tienes la frente ancha, lo acompañes de un flequillo o dejes caer el pelo cruzado. Si tu pelo es fino, cárdalo y dale mucho cuerpo. Eso sí, las caras más ovaladas se verán muy favorecidas con este recogido. Para realizarte este peinado necesitas que tu pelo te llegue por lo menos hasta los hombros. Puedes elegir entre un acabado pulido y liso o rizado. Primero, prepara la melena según cuál de estas dos opciones hayas elegido.
El falso bob paso a paso

PASO 1: Divide el peloEn primer lugar, separa tu melena en dos partes. Para ello, traza una línea de oreja a oreja entre la nuca y la coronilla. La parte alta resérvala con una pinza o una coleta (para que no te moleste ya que vamos a trabajar con los mechones de debajo).
PASO 2: La estructuraCon el pelo suelto, realízate una coleta baja y floja. Después desliza la goma hacia el final de la coleta y da la vuelta al pelo. Enróllalo sobre sí mismo y sujétalo con horquillas. Del volumen de este pequeño moño dependerá todo el falso bob. Tú eliges (incluso hay quien se pone un relleno para conseguir un acabado más espectacular). Usa laca para fijarlo bien.
PASO 3: La parte superiorLos mechones que teníamos reservados, ondúlalos y vete dirigiéndolos al moño oculto de la manera que más te guste y fíjalo con horquillas. Eso sí, no tienen que quedar muy tensos, mejor sueltos, imitando una melena. Mejor si no son simétricos y si quedan algunos más largos que otros.
PASO 4: El toque perfectoDeja algunos mechones sueltos en los laterales, para enmarcar tu rostro.