Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Archienemigas: Katy Perry y Taylor Swift

Katy Perry y Taylor Swiftdivinity.es

¿Sabes aquello de que el ex de una amiga es intocable? Pues parece ser que en el mundo de las celebs se lleva más eso de 'compartir es vivir'.

Haciendo un repaso, nos hemos dado cuenta de que, en el panorama más de una y más de uno han acabado más que juntos, revueltos. Que John Mayer es un rompecorazones lo teníamos claro, sobre todo porque eso de que saliera con Jennifer Aniston ya le daba muchos números (la chica tiene un ojo clínico para los “piezas”). Además, es ese tipo de músico malote pero tierno… En fin, que a John se le fue de las manos en el momento en que pasó de Taylor Swift a Katy Perry y es que sin saberlo desató una batalla… ¡que aún sigue dejando bombazos!

Líos y más líos
Y seguimos con la rubia cantante. Si echamos la vista atrás, recordamos que en sus inicios se la vio compartir algo más que música con Joe Jonas. El mediano de los Jonas Brothers, la boy band predecesora de One Direction, se recorrió la agenda entera de Disney y más allá. Y es que Demi Lovato, Taylor Swift, Camilla Belle, Ashley Greene o Gigi Hadid son algunas de sus conquistas. Y atenta al dato, dicen las malas lenguas de Hollywood que incluso tuvo algo con Selena Gomez, exnovia de su hermano Nick… ¡Todo queda en casa!

Y en la alfombra roja...
Dejamos de lado la música y nos vamos a la alfombra roja. Tenemos una pregunta solo para expertas: ¿alguien recuerda quién fue uno de los primeros rollitos de Ryan Reynolds, el perfecto marido de la perfecta Blake Lively? Y no, no nos referimos a Scarlett Johansson, nos referimos a… ¡¡Alanis Morissette!! Sí, exacto, la mítica y hippy morena de la guitarra que triunfaba a finales de los 90 estuvo con el actual marido de nuestra diosa rubia… Y, mirándolas así de cerca, se siguen pareciendo tanto como un huevo a una castaña ¡Nada!