Letizia, de negro casi luto ¿y con peep-toe?