North West, una mini-sirena en St Barth's, la isla caribeña más exclusiva