No es una muñeca, es Nicky Minaj