Celia: “No vivo en la edad media como para echarme productos naturales en mi pelo”