Estalla la guerra: Oya termina con la armonía utilizando la verdad como arma