¡Kerem ha besado a Ayse! El rico heredero es incapaz de controlarse y se deja llevar durante la sesión de fotos