Carne de tabloide y ahora de cómic