Carolina, hierática; Estefanía llora