Daniel Craig, el hombre que sí amaba a su mujer Rachel