Glastonbury: katiuskas sin lluvia=ridículo