Kristen Stewart: nada por delante y nada por detrás