Rihanna y Katy Perry necesitan mejorar; Adele impecable