Thiago, el héroe de la Sub 21, ¡es divinity!