La intensa reflexión de Sara Carbonero: "No hay después, después la vida se termina"