La pasarela se pone excéntrica