Estratega, ligón, amigo… ¡Carlos está más lozano que nunca!