'Euroescándalo': Los productores musicales destapan su parte de la polémica