Recuerdos, buen rollo, muchísimas risas... ¡los triunfitos se lo pasan en grande!