Primer paso: La base