La sala ‘Caracol’, un escenario de excepción para este récord solidario