Primer reto: Un cupcake inspirado en el bien y el mal