Tercer reto: Decorar una habitación