¿Cómo pagarías el banquete de tu boda? ¡Conviértete en arrendador!