¿Tiene derecho Calvin Harris a seguir viendo a los gatos de Taylor Swift?