Sara Carbonero e Iker Casillas abandonan la clínica con Martín en brazos