La lencería de Andrés Sardá inaugura la cita madrileña con la moda