Duyos y su 15, el número mágico