Un accidente de Emir propicia el encuentro de Songül y Yildirim: "Ya no estoy enfadada contigo"