La relación de Hayat y Murat no empieza con buen pie: sus encontronazos marcan el primer capítulo de la serie