Emir logra huir del país sin ejecutar su venganza: Nihan y Kemal por fin pueden ser felices