Nihan y Kemal encuentran restos de sangre cuando intentan localizar a Asu