Macarena Gómez, al trabajo con chupete y Aldo Comas... quemando biberones