¿Te atreves con la bata-manta chic? Una tendencia fuera del sofá