Las chicas 'gamers' ya son casi la mitad de los videojugadores españoles