Natalia Sánchez y Mar Clotet, amor en París a lo Corberó-Velencoso: dos fotos, un lugar