Banderas, con un ojo hinchado y morado: "Deberíais haber visto la cara del otro"