El 'vía crucis' de Justin Bieber termina en la casa de su ex, Selena Gómez