Se veía venir: Bieber ya es la nueva Lohan