Miguel Ángel Silvestre lo da todo en el orgullo gay de São Paulo: ¡samba!