Nariz de conejo, globos y abrazos de Blake: así ha celebrado Ryan Reynolds sus 40