Salma Hayek, 'femme' galáctica en París