Un beso robado, una cuenta atrás y un hombre semidesnudo: el alocado comienzo de 'Te alquilo mi amor'