Rafael Van Der Vaart y su novia, pasión y risas en el puerto de Saint Tropez