Bar Refaeli, diversión a la italiana