Kristen Stewart, la peor actriz del año