La suerte de Anne Hathaway: siete modelitos en una noche